INSTRUCCIONES PARA LEER EN LA PLAYA

INSTRUCCIONES PARA LEER EN LA PLAYA

I. Es imprescindible que el libro sea de bolsillo. Que más de uno va por ahí con tomos quijotescos y la motivación por las nubes y termina con contracturas en la espalda, cuello y bíceps.⁣

II. Déjate de inventos. A los penaltis hay que ir a asegurar: fuerte, rasa y a tu palo. Y a la playa más de lo mismo: tira de tu escritor fetiche. Puede que tu primo te haya aconsejado un libro super esnob del último fulano fashion que la está rompiendo en USA pero eso siempre sale mal.⁣

III. No te mientas. Échale tres fotos al libro, por si no lo abres en todo el día, poder leer alguna página en el móvil mientras se van subiendo las fotos a Instagram y no sentirte así tan mal. ⁣

IV. Siempre de segunda mano. Decía Maradona que la pelota no se mancha. Bueno, pues el libro sí. Y se mancha para que en invierno lo abras y te golpee en las narices el olor a mar y rompas a llorar a lágrima viva pensando en tiempos mejores. Si no quieres llorar por otras cosas; hojas rotas, salsa de tomate o arena entre las páginas deja las joyas en casa.

No Comments

Post A Comment